Rendimiento y riqueza

porcentajeResolver problemas en los que aparecen reactivos con riqueza o reacciones con rendimiento puede resultar algo complicado si no se tienen claros estos conceptos.

Realizando un razonamiento lógico, se puede determinar cómo hay que aplicarlo. Por ejemplo: si partiésemos de una disolución diluida (si tuviera una riqueza del 80%) para obtener cierta cantidad de un producto, se necesita más cantidad de lo que se obtiene con los cálculos estequiométricos (sin aplicar el %) para conseguir la cantidad buscada, puesto que la disolución de partida no es pura (ese es el significado de la riqueza). En ese caso, para poder obtener la cantidad correcta, el tanto por ciento lo tenemos que aplicar “al revés” 100/80.

No obstante,el objetivo de esta entrada no es dar una explicación detallada de cómo hay que trabajar con rendimientos o riqueza, sino facilitar un pequeño truco para aplicarlos correctamente:

Cuando en el problema dan datos de los reactivos y hay que calcular la cantidad de un producto el tanto por ciento se aplica de manera normal (en el ejemplo anterior multiplicando por 80 y dividiendo por 100), sin embargo, si se parte de los productos y hay que calcular cantidad de un reactivo el % se aplica «al revés» (multiplicar por 100 y dividir por 80). Es decir, si en la reacción vamos hacia la derecha el % es «normal», si es hacia la izquierda «al revés».

En el documento adjunto se puede encontrar un resumen con un ejemplo de cada uno de los posibles casos. Rendimiento y Riqueza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =